PUNCIÓN SECA

Cuando hablamos de punción seca se nos viene a la mente la imagen de una aguja sobre nuestro cuerpo. Nada más lejos de la realidad, esta técnica utiliza agujas de acupuntura, de distintos tamaños según necesidades, con el fin de tratar las patologías que producen sobre la musculatura las hipertonías o los puntos gatillo. La contracción permanente de la musculatura puede suponer una manifestación de dolor latente y constante, con la técnica de punción seca conseguimos llegar al punto de dolor con mayor eficacia y efectividad, aprovechando la respuesta muscular al tratamiento que permite la relajación del músculo así como del sistema nervioso. A la propia punción se le puede añadir una electroestimulación superficial que aumenta la efectividad de la propia técnica.