visceralEl tratamiento Visceral, se basa en las relaciones neurofisiológicas.

Los conocimientos de la metamerización de los órganos y de las interacciones reflejas permiten el tratamiento de los trastornos funcionales y del estado general en el ámbito de los órganos internos, especialmente de los de la cavidad abdominal. Suele tratarse de trastornos funcionales de fascias, ligamentos y musculatura lisa después de infecciones o de tratamientos quirúrgicos, o bien otras patologías.

El reflejo visceral suele darse de forma musculo-esquelética, por lo que, dolores repentinos, de aparición en su mayoría al despertar, e incluso con cronicidad de más de 2 semanas, son síntomas de una mínima alteración visceral, perfectamente compatible con el tratamiento de fisioterapia.